Reforma tributaria: contabilidad a través de estándares internacionales genera incertidumbre

 

Reforma tributaria: contabilidad a través de estándares internacionales genera incertidumbre

Según expertos, algunos elementos de la reforma tributaria implican un trabajo administrativo para las pymes y muchas carecen de elementos para hacerlo. Además, debió contemplarse el impuesto sobre la renta con tasas entre 30% y 35% a fin de incrementar la competitividad de las empresas nacionales.

La reforma tributaria incluye cambios que impactarán de forma negativa al sector empresarial en 2017, los cuales no son bien recibidos por comerciantes e industriales.

La Ley 1819 de 2016 simplifica el pago del impuesto de renta para las personas jurídicas, pues desaparece el impuesto a la renta para la equidad –CREE– y, además, deroga el impuesto a la riqueza.

De esta manera, las empresas con utilidades superiores a $800 millones deberán pagar por el año gravable 2017 un 40% de impuesto (34% por concepto de impuesto de renta y 6% por sobretasa), mientras que en 2018 este porcentaje bajará a un 37% (33% por concepto de impuesto de renta y 4% por sobretasa). En cuanto a las compañías con utilidades menores a ese monto, pagarían un 34% en 2017 y, a partir de 2018, un 33% solo por impuesto de renta.

“la preocupación del gremio se concentra en la implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera”

Para Guillermo Botero Nieto, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes –Fenalco–, la preocupación del gremio se concentra en la implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera: “Sobre los estándares internacionales, estos cambian los costos y deducciones de las empresas. Se tiene que tener en cuenta un impuesto del 40%, que sería lo que hay que pagar para el 2017; entonces no deja de ser un golpe duro para una pequeña empresa”.

Según el dirigente, existen muchos aspectos en la reforma tributaria que implican un trabajo administrativo para la pequeña y mediana empresa, la cual no siempre está en condiciones para hacerlo “y de ahí parte la preocupación que tenemos”.

Por otro lado, según Manuel Felipe García Ospina, vicepresidente de Wealth Old Mutual, aunque la reforma disminuyó la tributación de las empresas, “la idea es que por medio de las NIIF se pague más sobre las utilidades, y eso significa mucho para las empresas”.

Así mismo, Luz Marina Pérez, presidenta de BDO Colombia, afirma al diario El Espectador que “si bien esperamos que la actividad económica, particularmente por el lado de la demanda, la cual representa el 65% del PIB local, sufra una contracción por los cambios propuestos en el IVA y el impuesto al consumo, no es claro que la disminución de los impuestos corporativos produzca un impacto positivo sobre la inversión privada lo suficientemente grande como para mitigar la desaceleración del consumo”.

Algunos elementos de la reforma tributaria, como la contabilidad a través de los estándares internacionales de información financiera, son difíciles de cuantificar y generan incertidumbre.

Pérez considera que la reforma tributaria debió contemplar el impuesto sobre la renta con tasas entre 30% y 35%, pues este sería clave para incrementar la competitividad empresarial en la región, ya que una simplificación fiscal estructural semejante traería eficiencia en la elaboración de informes tributarios y mejoras en la metodología de cálculo de impuestos sobre el flujo de caja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s